Merece la pena leer este artículo sobre el uso de either, neither y both para volverse un poco loco y echar pestes de los ingleses y su enrevesada forma de construir el lenguaje.